Cómo bañar a un adulto mayor


El baño no sólo ayuda a tener para relajarnos y estar limpios, también es muy importante para la salud mental y física. En los adultos mayores, la falta de higiene puede generar otros problemas. Si la persona está incapacitada para bañarse por sí sola, se le puede ayudar siguiendo las siguientes recomendaciones, tomando en cuenta el nivel de dependencia en el que se encuentran.

Escasa Dependencia

  • Temperatura agradable y sin corrientes de aire
  • Contar con baño con regadera o tina
  • Ten de manera previa todos los suplementos de limpieza que vayas a necesitar, así evitarás dejar a la persona sola
  • Utiliza como apoyo una silla de plástico, y/o soportes para baño
  • La esponja debe de ser suave y sólo del adulto mayor
  • Talla todo el cuerpo empezando por la cabeza al menos dos veces
  • Enjuague bien y repita la operación
  • Apoye al adulto mayor al salir y séquelo inmediatamente
  • Asegurarse que no salga de la ducha con los pies descalzos
  • Humectarlo con crema y vestirlo

Dependiente total

  • La ducha debe darse por familiares o enfermeros capacitos para proceder al baño de esponja
  • Utilizar un juego de sábanas limpia
  • Temperatura agradable y evitar corrientes de aire
  • Colocar un plástico debajo de las sábanas para evitar que el colchón se humedezca
  • Ya tener listo un recipiente con agua templada
  • Utilizar esponja suave  y jabón hipoalergénico
  • Conforme se talla, se tiene que ir enjuagando
  • Mantener al cubierto las partes del cuerpo que no estén siendo talladas
  • Enjuagar rápidamente  con una esponja diferente y tantas veces sea necesario.
  • Retirar las sabanas húmedas y colocar otras secas y limpias
  • Secar los residuos de agua en el cuerpo, poner crema y ropa abrigadora