Cataratas en los Adultos Mayores


Catarata

Existen dos tipos de Cataratas, la congénita que se da de forma hereditaria o como problema de
nacimiento, y la Catarata adquirida que se presenta frecuentemente en personas mayores de 55 años
de edad. Se le denomina así al acumulamiento de células muertas en la córnea del ojo, formando
una capa de color blanco en los ojos de los pacientes y que es degenerativa, llegando a dejar a quien
la padece, completamente ciego. La Catarata Adquirida se ha convertido en un problema severo en
Latinoamérica, siendo un padecimiento que se responsabiliza del 45% de los casos de ceguera en
México, y aunque es la única ceguera reversible, no son muchos los casos en que se trata la
enfermedad ya que su única cura es la cirugía, un procedimiento que, por desgracia, no está al
alcance de todos los pacientes.

En nuestro país, se estimó hace cinco años que aproximadamente 300 mil personas sufrían de
Catarata Adquirida, una cifra que se ha ido multiplicando año con año y que, sin duda, pone en
jaque al sistema de salud pública en México. Es una enfermedad que afecta el estilo de vida de
quienes la padecen; ya que la ceguera que puede llegar a ser parcial o completa, y que va
convirtiendo al paciente en un dependiente de quienes lo rodean, una situación complicada para los
familiares que no siempre tienen la capacidad profesional y el tiempo disponible para atenderlos
correctamente.

No es una enfermedad que se pueda prevenir ya que se asocia principalmente al envejecimiento,
pero hay factores que hacen que el riesgo de padecerla sea aún mayor. La Diabetes Mellitus
contribuye en gran medida a la formación de Cataratas, fumar tabaco es otro factor de riesgo, así
como también la exposición prolongada a los rayos ultravioleta durante la vida del paciente.

Hace falta que se implemente una cultura de prevención, que los adultos mayores asistan a un
especialista a los primeros síntomas y que sea diagnosticados y tratados de forma correcta, no
esperar a que se agrave el problema. Mientras las Cataratas no sean tratadas con cirugía, el paciente
deberá recibir una atención personalizada para que no le falte nada, se mantenga seguro y con los cuidados médicos necesarios. Casa de Descanso Amistad cuenta con el personal capacitado para
brindar la atención necesaria para los pacientes con Cataratas, así como también con los cuidados
post operatorios, facilitando enormemente la recuperación del paciente.