Alimentación en pacientes mayores


La alimentación en los adultos mayores puede determinar su calidad de vida. Hay que tomar en cuenta muchos factores para fijar una dieta especial, es necesario que los alimentos que consuman sean los más adecuados para mantener un estado de salud favorable. Es de suma importancia que, además de llevar una alimentación adecuada, los adultos mayores manejen una actividad física continua acorde a sus condiciones y nivel de asistencia requerido. Podemos asegurarles que en nuestras instalaciones, tendrán a su servicio las mejores oportunidades para que lleven una vida favorable. Para establecer una alimentación adecuada, primero hay que valorar en cada adulto mayor los siguientes puntos:

1-      Consumo energético

El aporte calórico en conjunto con sus componentes proteínicos, grasas e hidrocarbonatos, deben estar controlados, ya que si no se supervisa por un profesional, el paciente puede presentar casos de desnutrición entre otros padecimientos.

2-      Consumo de micronutrientes

Asegurarse de que lleve una dieta amplia, variada y rica en antioxidantes, hierro, magnesio, folatos, B12, etc., y que se obtengan de alimentos frescos y naturales.

No administrar suplementos alimenticios indiscriminadamente o sin recomendación médica, estos pueden desencadenar problemas de salud. Hay que proveer vitaminas C y D que, debido a la edad, van bajando su nivel en los pacientes,  provocando descalcificaciones agudas.

3-      Agua y Fibra

La fibra juega un papel muy importante en la geriátrica, su consumo ayuda al proceso digestivo que en edades avanzadas comienza a alentarse,  previniendo así problemas de estreñimiento, divertículos y diabetes mellitus.

El agua también será un determinante en la salud de los mayores. Sin su consumo continuo, se puede presentar una deshidratación riesgosa, llegando incluso a perder la fuerza y control homeostático entre otros padecimientos en los órganos y sistemas hídricos del organismo.

4-      Nutrientes fármacos

El adulto mayor suele consumir una gran cantidad de fármacos debido a los padecimientos que se acrecientan con la edad. Por desgracia, muchos no pueden estar al pendiente de su medicación, es muy importante que alguien más lleve el control de sus medicamentos, estar al pendiente de que los consuman a sus horas establecidas, así como en las cantidades predeterminadas; además, tener en cuenta lo riesgosa que es la automedicación y no recurrir a ella, todos los fármacos deben ir recetados o recomendados por un médico.

5-      Valoración Nutricional

La valoración geriátrica integral en la nutrición, suele ser descuidada por muchos. Es necesario, y muy importante, que se establezca dicha valoración tomando en cuenta el estado de salud en el que se encuentra el adulto mayor, así como también los medicamentos que toma. Si se tiene una alimentación adecuada, el adulto mayor podrá gozar de una mejor salud y tener mayor calidad de vida.